71 El liderazgo supremo

Acabamos de terminar un taller con el Comité de Dirección de una gran empresa. Volvemos pensativos, en el coche, reflexionando sobre las disputas internas por el poder que tienen los directivos, y hablando de qué es ser un líder.

Joaquina: Un líder es una persona que ha conseguido trabajar su autoestima y que ha visto cosas que puede hacer muy bien y, además, se da cuenta de que los demás lo ven, lo valoran lo reconocen y lo aceptan. Tal es la dimensión de esta situación, que cuando el líder empieza a compartir eso tan bueno que tiene,  la gente le sigue.

Jon: Ese es un tiempo donde el líder es ignorante, no sabe realmente que es un líder.

Joaquina: Pero se da cuenta de que ya tiene menos conflictos con algunas de las cosas que hace, se va dando cuenta de “pues la gente le gusta” etc. y un día se da cuenta de que verdaderamente tiene esas cualidades y ya las verbaliza: “es que yo soy muy bueno para objetivos, yo soy muy bueno para llevar a personas, yo soy muy bueno para el conocimiento, y lo hago muy bien.

Jon: Has mencionado los tres parámetros. El líder se tiene que dar cuenta de que eso que hace bien, lo hace bien en las tareas, lo hace bien con personas y lo hace bien cuando piensa.

Joaquina: Exacto, y en ese momento se llena de confianza, de tal forma que, a partir de ese momento, ni lo discute ni necesita mostrarlo. Se produce de forma natural y esa forma natural le da un liderazgo que le posiciona y que la gente le sigue. Esa es la diferencia entre un líder que desea y tiene deseos y un líder que tiene confianza.

Jon: Lo veo muy extrapolable a nosotros mismos, a autoliderarnos.

Joaquina: Todos necesitamos pasar por lo anterior y todos pasamos por el proceso de autoestima, pero cuando sentimos que hacemos, lo compartimos, y además lo pensamos, y que nos funciona y nos sentimos cálidos, nos reconocemos y no necesitamos que nadie lo reconozca, notamos que hay un cambio y que se ha generado un elemento que se llama confianza. Esto es importante porque no lo discutes, no necesitas decirle al mundo que lo tienes, haces las cosas con confianza. Cuando llegas a una persona, si ella sabe más no pasa nada, porque tú tienes la confianza de lo que has conseguido, y te pones a disposición de aprender de ella. Y además, cuando razonas, te das cuenta de que no tienes la absoluta verdad, pero tienes mucho conocimiento y es tuyo.

Jon: ¿Qué nos pasa cuando tenemos confianza?

Joaquina: Nos convertimos en personas propositivas, que notamos que nuestra confianza tiene un propósito, que es para algo, que está más allá de nosotros mismos. Entonces, de una manera natural, se abre nuestra conciencia a si podemos o no podemos realizar ese propósito. Entramos en un grado de conciencia súper especial: “yo puedo, pero igual no lo puedo todo”. Nos damos cuenta de que esa confianza tiene que tener una medida que se llama conciencia.

Jon: ¿Cómo es ese proceso?

Joaquina: Es un proceso de logros, no es un proceso de deseos.

Jon: ¿Y qué le pasa a este líder que tiene conciencia?

Joaquina: Que de una forma natural va hacia el compromiso. De una forma súper natural. No tiene que hacer nada para que el compromiso se de, y cuando se produce este compromiso, se da cuenta de que aquí hay algo que como no es suyo lo entrega, y cuando lo entrega se da cuenta de que genera más confianza, se da cuenta de que el propósito tiene realidad, se da cuenta de que la conciencia está equilibrándolo todo.

Jon: Es como la confianza generando más confianza.

Joaquina: Sí, y se va dando cuenta de que esa confianza es de verdad y va sintiendo ese propósito, esa conciencia del propósito, ese compromiso con el propósito, y esa entrega permanente. Ese es el punto donde el líder se está realizando a sí mismo y no necesita para nada discutir con nadie, ni en una dirección ni en otra.

Jon: ¿Todos tenemos en algo este grado de confianza?

Joaquina: Tú, y todo el mundo, tienes que posicionarte en esta realidad. Posicionarte en que hay algo que ya haces muy bien, que piensas bien, y que sientes bien. Y que eso que haces bien tiene un propósito importante, pero que ese propósito no puede estar por encima de tus posibilidades. Tienes que tomar conciencia de lo que puedes y de lo que no puedes, porque si vas más allá tienes un problema. Te tienes que comprometer con lo que puedes, y ese compromiso te va a llevar, de una manera natural, a entregarlo. Entonces te darás cuenta de que estás al servicio.

Jon: Ese es el trabajo que hizo Jesús con sus apóstoles, ¿no?, fue dándoles confianza en algo, hasta que se dieron cuenta de que hacían algo y que nadie les podía destruir.

Joaquina: Efectivamente, por eso, cuando encuentres a personas que son capaces de dar su vida sin ninguna queja a un proyecto, es porque han entrado en una confianza suprema sobre su potencial.

Jon: Entonces, la primera parte es encontrar ese punto de inflexión, donde veo esa cosa que hago, siento y pienso. Sin embargo, suelo empezar por un estado reactivo donde quiero y deseo que se me reconozca y se me acepte.

Joaquina: Sí, pero luego pasas a un estado donde en algo ya eres así, y funcionas genial. Mira a eso que, pase lo que pase, no estás reactivo sino propositivo. Siempre hay algo en lo que tu no discutes, te sientes bien, te sientes pleno y te sientes consciente.  La autoestima siempre es reactiva, la confianza nunca es reactiva: ni compites, ni discutes, ni nada. La confianza es la expresión de la libertad del líder. Hay una cosa que no puedes hacer cuando metes en el saco de la confianza algo: no puedes no entregarlo. La ley de la atracción, la ley de la vida, es que lo que tu ya has conseguido y es tuyo es para dárselo a los demás, nunca para retenerlo.

Jon: ¿Eso nos ocurre a todos?

Joaquina: Todas las personas tenemos algo en lo que confiamos plenamente, lo que puede ocurrir es que todavía no hemos marcado el propósito. Lo importante es que el propósito esté medido por la conciencia. No se trata de que yo ahora puedo ayudar a 500 personas con discapacidad y llevarlas por la calle a que lo pasen bien. No se trata de eso, si no de que tú tomes conciencia y de que el compromiso vaya siempre en consonancia con el propósito y la conciencia para que nunca des más de lo que puedes, ni cierres la puerta a recibir algo que te quieren dar.

Jon: ¿Y qué puedo hacer?

Joaquina: Lo que tienes que hacer es conseguir con tu trabajo personal que las personas cambien. Apoyar a los niños cuando van hacia la confianza y que nadie se la destruya. Lo mismo con los jóvenes. La mayoría de las personas estamos descomprometidas. Si miras a las personas que conoces te darás cuenta de que, de repente, han hecho algo raro con su vida. Parece que todo funciona, pero en algo concreto han perdido su risa, su chispa. Lamentablemente, si no lo trabajan a tiempo no volverán a recuperarla. ¿No conoces a nadie que te haya dicho que no tiene nada que ver con la persona que era?

Jon: Sí, ¿Es porque ha perdido la confianza?

Joaquina: En la confianza de la que yo hablo, la persona no necesita gritar, no necesita discutir, no necesita marcar territorio pues la confianza en sí misma ya tiene territorio. La persona no necesita marcarlo, está tranquila, funciona de una manera natural con las cosas.

Jon: ¿Y no valdría con tener autoestima?

Joaquina: Imagínate una persona que tiene un tipo de autoestima que sin embargo no ha llegado a comprobar. Puede que solo la llegue a mantener en su hacer, en su sentir o en su pensar, pero la tiene. Y, de pronto, da la vuelta y se encuentra con su padre, y se convierte en un pingajo. O con su madre. Sin embargo, donde tienes confianza ni padre ni madre, ni vecino ni nadie te afecta. Funcionas, lo expresarás o no, pero te encuentras bien. La confianza es un estado de salud, y la autoestima es un estado de enfermedad. El compromiso es el bienestar total, te ayuda a encontrarte nutrido y a nutrir. Mientras que la autoestima es un estado donde el otro te quita y te pone, es un estado de carencia. Si estás en la autoestima, necesitas la aprobación del exterior porque compites, en la confianza no, ese es el tema.

La confianza da una tranquilidad absoluta al cerebro, da felicidad, mientras que la autoestima no. La autoestima está todo el rato midiendo y el cuerpo está inquieto. Hay que quitar el concepto de que podemos destruir la confianza de las personas, lo que podemos hacer es que esa persona no acceda a ello, porque le has quitado el acceso. Pero la confianza está ahí.

Jon: ¿Existe el estado de confianza absoluta?

Joaquina: Existe cuando el hacer está en el hacer, el sentir está en el sentir y el pensar está en el pensar. Cuando tienes toda la estructura, y eso, se lo notas a la persona. Lo notas porque su cuerpo se expresa posicionadamente, porque su voz y su mirada es auténtica y porque cuando razona no necesita buscar artilugios, conecta las cosas con rapidez y te las dice.

Jon: Pero, al principio decías que con un líder trabajas la autoestima. ¿No deberíamos trabajar la confianza?

Joaquina: Yo con un líder trabajo la autoestima porque lógicamente es un líder y lo que hago es ver los niveles de reacción que tiene, y qué grado de conciencia tiene sobre sus reacciones. Pero en la autoestima sólo te puedes responsabilizar, no te puedes comprometer, porque no sabes lo que te va a pasar un minuto después, con quién te vas a encontrar, o con quién no te vas a encontrar.

Jon: Pero sigues manteniendo que todos somos líderes.

Joaquina: En potencia. Toda persona que expresa y no escucha, es una persona que no es líder. Toda persona que decide sin reflexión, no es líder. Toda persona que reflexiona y no decide, no es líder. Ésta es la medición del liderazgo, del liderazgo supremo.

Ya vamos entrando en Madrid. Una entrada en el centro de Madrid como metáfora a la entrada en mi interior. Fuera está el campo libre de contaminación, las personas que aprenden, el agradable entorno del que no me siento responsable. Dentro estoy yo, contaminado, con ruido, recovecos y energías que esconden lo que busco. Tengo que salir para entrar, liderar fuera para liderar dentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s